Camino a Los Oscar #9: The Great Ziegfeld

Toda película debe pasar la prueba del tiempo, esta puede ser vindicada o puede ser destruida. Un ejemplo seria “The Thing” de John Carpenter. Al estrenarse la película en 1982 fue acabada por la crítica y un fracaso de taquilla, inclusive el director de la película original criticó fuertemente a Carpentier. 32 años después es considerada todo un clásico del género del terror (personalmente una de mis favoritas) catapultó la carrera de su protagonista Kurt Russell y produjo una asociación de Russell y Carpenterlos cuales realizaron múltiples éxitos de crítica y taquilla. ¿Por qué hablo de eso es vez de ponerme hablar de la película ganadora de la 9na edición de los Oscar? Bueno es que este es el caso contrario.

Una vez más el tiempo ha dejado a la Academia al descubierto al elegir a una película que su mejor calificativo es regular si su público está de buen humor ese día. “The Great Ziegfeld” es un drama musical semi-biográfico basado en la vida del empresario del mundo artístico de Broadway Florenz Ziegfeld Jr. William Powell realizo el papel de Ziegfeld con una gran presencia en cámara y un montón de carisma. Powell fue, por mucho, la mejor actuación que hubo en la película, a veces parecía en las escenas que era un hombre en una isla desierta. La Academia le dio una nominación a todo el mundo en esta película (7 en total) excepto a Powell algo que creo en mi opinión fue un error. Algo notable en la película es la sobre actuación de la mayoría del elenco, nadie más notable Luise Rainer como Anna Held la primera esposa de Ziegfeld. Por su esfuerzo fue recompensada con la estatuilla a “Mejor Actriz” algo que todavía no le encuentro mucho sentido, su personaje es una bella cantante francesa con una gran voz y nada de cerebro. En cada escena verla llorar y gimotear por Ziegfeld es demasiado.

greatziegfeld

Del reparto secundario solo podemos salvar a Frank Morgan (Billings) como el rival/amigo/socio de negocios de Ziegfeld, la escena final donde ambos tienen una última conversación fue el único momento de real drama en este supuesto drama musical. También como Powell Morgan fue obviado y no fue nominado como “Mejor Actor de Reparto”.

En la parte musical todo fue un gran espectáculo al mejor estilo de Broadway. Se realizó una imitación del mayor espectáculo producido por Florenz Ziegfeld, “The Ziegfeld Follies” un grupo de hermosas jóvenes talentosas que bailaban y cantaban, en la producción se puso mucho empeño en que estas escenas musicales se realizarán de manera perfecta lástima que no se puso el mismo empeño en el guion. Con una duración de 3 horas más de la mitad de la película es una verdadera pérdida de tiempo.

¿Mereció Ganar?

Sin lugar a duda durante los años se han realizado grandes musicales: Chicago, Les Misérables, The Sound of Music pero la obsesión de Hollywood por los musicales, luego de la era del cine mudo, en los años 30 llega a su punto más bajo. Bajo ningún concepto piensen que esta película es un clavo, tiene su encanto, pero ser considerada la “Mejor Película” en cualquier premiación es un total descaro. Por cierto “Mr. Deeds Goes to Town” y “San Francisco”son ambas mejores películas en todo el aspecto de la palabra y debieron tener más reconocimiento en esta premiación.