Opinion

Cambiar tu Chromecast por el nuevo modelo, ¿vale la pena?

Anuncio

En el último evento de Google, el gigante presentó su nuevo Chromecast, el cual trajo varias mejoras y un diseño totalmente renovado. Pero si ya tienes el Chromecast anterior seguro surge una pregunta, ¿vale la pena comprar el nuevo?

Empecemos por la apariencia. El Chromecast 2014 tenía un punto negativo para algunos usuarios y era su tamaño y forma. Si tienes o has visto uno, sabes que la forma tipo USB con una forma redonda al final puede resultar incómodo al conectarlo a la TV, especialmente si ya tienes otros cables o dispositivos conectados. El nuevo diseño tiene un cable extendido con la salida HDMI que hace mucho más fácil conectar y acomodar el Chromecast 2015 detrás de la TV, y conectar otros dispositivos.

Aparte del drástico cambio en su aspecto físico, solo hay un otro cambio relativamente significativo en el nuevo Chromecast, la antena WiFi. Google ha mejorado la conexión del Chromecast 2015 agregando una nueva antena de doble canal de 2.4 y 5 Ghz, la cual también soporta WiFi 802.11ac. Con esta antena, según Google, la transmisión es cuatro veces más rápida que con el anterior.

VER MÁS: Amazon dejará de vender el Apple TV y Chromecast

Y estas son practicamente las únicas mejoras que valen la pena mencionar. Si tienes el antiguo Chromecast y estás feliz con él, entonces no vale la pena comprar el nuevo. Si tienes problemas con tu internet y el Chromecast y quieres una solución a esto, entonces esa podría ser el nuevo Chromecast. Pero es muy probable que en la mayoría de los casos la respuesta sea: no vale la pena actualizar.

Dicho esto, si no tienes un Chromecast, te recomendamos totalmente adquirir el nuevo. El Chromecast es un tremendo dispositivo que puede volver tu TV en todo un centro de entretenimiento. El nuevo Chromecast está disponible desde Google Store y eBay.

COMPRAR EN EBAY

COMPRAR EN GOOGLE STORE

Únete a nuestro canal de Telegram para mantenerte al día con nuestras publicaciones.

Stefany Báez

Ingeniera en TIC. Soy mAhniática. Grammar Nazi que también se equivoca. Odio las impresoras y ellas me odian a mí.