Tecnología

Desarrolladores: Empresa dominicana INDEXA crea APIs para tasas de cambio, combustibles y DGII

Anuncio

INDEXA, una empresa emergente en el mundo del software, ha hecho público su portal de desarrolladores, el cual al día de hoy ofrece tres APIs muy útiles localmente: precios de combustibles, tasas de cambio de la mayoría de los bancos locales y datos de los contribuyentes provistos por la DGII. Según se sabe, también están trabajando en varias APIs muy interesantes.

Una de las características que más llaman la atención es la autogestión. Puedes crear tu cuenta, registrar tus aplicaciones, suscribirlas a una o más API, y ver analíticas de uso. Todo esto y mucho más sin necesidad de un soporte por parte de ellos.

Si tienes un proyecto personal, o en tu lugar de trabajo requieren una fuente de datos como las que ofrece el portal de desarrolladores de INDEXA, puedes realizar el proceso de registro y configuración de tu aplicación en menos de un minuto.

Tendrás la opción de escoger entre los 3 planes disponibles: Free tier, con hasta 100 peticiones por día, el Standard, que por $5.99 mensual incluye hasta 1,000 peticiones por día y 7 días de data histórica disponible, y por último el Premium, que por $8.99 mensual incluye 10,000 peticiones al día y 30 días de data histórica.

Mientras estaba desarrollando la aplicación Couriers RD uno de los problemas que me encontré fue que no existia para el público un API que pudiera utlizar para el cambio de moneda con las tasas de bancos locales. Existian otras pero todas tenían diferencias importantes en el cambio que cambiarian los resultados. Con esta API puedo ofrecer resultados más cercanos a la realidad porque utlizan datos de nuestras propias entidades locales. El soporte también ha sido muy eficiente.

Las API están disponible con documentación e instructivos de lugar en api.indexa.do.

Únete a nuestro canal de Telegram para mantenerte al día con nuestras publicaciones.

Stefany Báez

Ingeniera en TIC. Soy mAhniática. Grammar Nazi que también se equivoca. Odio las impresoras y ellas me odian a mí.