Entretenimiento

Review: Locas y Atrapadas (2014)

Anuncio

La primera vez que vi algo sobre “Locas y Atrapadas” fue en una valla en uno de los elevados de la 27 de Febrero y lo primero que pensé fue “¿Eso es una novela Mexicana?”, pero luego vi a las actrices y entendí que posiblemente sería otro desperdicio de cine dominicano, aunque me alegró saber que no estaba Cheddy Garcia.

Locas y Atrapadas es una película dirigida por Alfonso Rodríguez, cosa que ya debe mantener alejada a mucha gente. Cuenta la historia de 5 mujeres, protagonizadas por Denise Quiñones, Dulcita Lieggi, Sabrina Gomez, Melymel y Silvana Arias. Estas mujeres quedan atrapadas en un ascensor y empiezan a revelar los más profundos secretos de sus apestosas vidas amorosas. Me parece que más que locas, son cliches y con mucha mala suerte.

Estas 5 mujeres tienen las típicas historias de abusos en sus matrimonios; no solo abuso físico. Cuernos es lo menos que les ha pasado a esas mujeres, una terminó hasta siendo lesbiana luego de que su ex-esposo la engañara con otro hombre. Y así van las historias, una vida exageradamente dramática tras otra. Casos que rara vez se ven en vida real, y que definitivamente nunca se van a juntar en un ascensor.

poster403

Mientras estas mujeres se “desnudan” emocionalmente (luego de verla entendí el por qué del poster), el ascensor tiene vida propia y cada cierto tiempo baja o sube y nadie sabe en qué piso quedaron. Encima de todo, hay 3 idiotas, porque no hay otra palabra para definirlos, tratando de sacarlas y ni se les ocurre cortar la electricidad. Cuando por fin piensan en eso, ni saben como hacerlo.

La película no tiene una buena trama, y las historias de los personajes dejan mucho que desear, a parte de ser predecibles. Pero lo que hace que esta película valga la pena es Melymel y su forma tan natural de reaccionar ante las historias de las demás. Con su “tigueraje” y personalidad tosca me hizo reír bastante con cada uno de sus comentarios. Quizás no sea la mejor actriz, y puede ser que su historia personal también sea muy cliche, pero en buen dominicano, me curé con ella.

Melymel

Las demás actrices lo hicieron decente, me parece que la que más natural se veía era Silvana Arias, cuyo personaje no voy a revelar porque se mantuvo un secreto hasta casi el final de la película.

silvana

Sabrina Gómez tuvo sus buenos momentos tambié, aunque a veces se sentia muy forzada la actuación. Hay una escena en una discoteca que posiblemente haya sido una de las más graciosas de toda la película.

sabrina

Dulcita Lieggi diría que es quien más trabajo necesita, pero creo que va por buen camino y podría aprender mucho con las personas adecuadas. Espero nunca verla en una película con Boca de Piano porque ahí la perderemos.

dulcita

Denise Quiñones muchas veces se sentia forzado ese acento de boricua, y aunque no hizo un mal papel, tuvo la desdicha de tener al personaje más insoportable y tonto porque las cosas que esa mujer hizo y aguantó de su marido (interpretado por Carlos Alfredo) son increíbles.

denise

“Locas y Atrapadas” no ganará premios, pero tomando en cuenta la mala trama y quien está detrás de ella, diría que no está nada mal. Es refrescante ver una comedia dominicana y realmente reírse, cosa que no puedo decir de Sanky Panky, Lotoman y todas las películas donde estén Boca de Piano o Cheddy Garcia.

Dentro de las películas dominicanas, esta está en la lista de las que se puede ver. Algo que me gusta es que veo un gran y buen progreso en la cinematografía de las películas dominicanas. Se ve calidad en la grabación, sonido y las tomas son buenas.

Lo único que NO me gustó fue el final, y sinceramente espero que sea un relajo. Cuando la vean, si la ven, me entenderán porque no voy a dar spoilers.

Vayan con bajas expectativas en cuanto a la trama, para que puedan disfrutarla.

P.D.: Este review no fue aprobado por Ariel.

Únete a nuestro canal de Telegram para mantenerte al día con nuestras publicaciones.

Stefany Báez

Ingeniera en TIC. Soy mAhniática. Grammar Nazi que también se equivoca. Odio las impresoras y ellas me odian a mí.