Opinion

El agridulce sabor de los adblockers

Anuncio
En estos últimos días el tema de los anuncios y adblockers ha estallado nuevamente, mayormente porque iOS 9 ha introducido los Content Blockers o Bloqueadores de Contenido. En resumen, los usuarios ahora pueden instalar software que bloquea anuncios de páginas web en sus dispositivos iOS.

La mayoría pensará: “Esto es bueno, por fin no tendré esos molestos anuncios apareciendo en las páginas web que visito”. Sí, y no. Para quienes no tienen un blog quizás no conozcan la parte agría de los adblockers.

Cuando visitas una página web o blog, sin importar el contenido, consumes la información gratis. Aunque hay casos donde pagas una suscripción o algo similar, la mayoría de los blogs están y existen para informarte sin costo alguno, y la forma de ellos poder sustentar y mantener esos blogs es con anuncios. Así es como tú, el lector, les “pagas” a ellos por su trabajo.

Mantener un blog no es cosa fácil. Requiere tiempo y, dependiendo de la popularidad del mismo, dinero; a veces mucho más dinero del que pensamos. Un blog que reciba menos de 100 mil visitas mensual paga un mínimo de 12 dólares al mes, y eso es poco en comparación con otros más grandes blogs que reciben 100 mil visitas diarias. Los gastos pueden llegar a ser $1,000 dólares mensual, o más dependiendo de las necesidades del blog.

¿Cómo un blog puede mantenerse con esos altos costos cuando entrar al mismo y leer las noticias es totalmente gratis? Pues, los anuncios. Esto no es novedad, ni es un secreto. Esos anuncios que tanto queremos bloquear son los que hacen posible que esas páginas que tanto nos gusta visitar estén ahí para informarnos.

Todo hemos visitado esa página web que está llena de click bait y anuncios por todas partes que hace practicamente imposible navegar por la misma. Al final del día, solo sale perjudiciada la misma web pues nadie va a querer volver a visitar un sitio así. Y si esto te molesta, y no quieres apoyar ese sitio la solución es fácil: no entres más.

En Estados Unidos, al menos un 16% de los usuarios de internet usan adblockers, pero en Europa el número es mayor, llegando hasta un 39% en Polonia. Ahora con la posibilidad de usarlos en iOS 9, es más que obvio que el número crecerá bastante en los proximos meses.

Los adblockers permiten que naveguemos una página web sin ningún anuncio, y aquellas páginas que abusan de los ads se tienen bien merecido que los usuarios bloqueen los mismos; hay que tener un límite, no se puede querer llenar los ojos (y los bolsillos) a la fuerza.

Pero, ¿y esos otros blogs que hacen uso de los ads de forma sensata, y que igual salen perjudicados? Aunque sí es cierto que los adblockers no son algo que el usuario promedio utiliza, están creciendo y dándose a conocer. Aquellos blogs que viven solo de anuncios están empezando a ver bajas en esos ingresos gracias a los adblockers.

Algunas redes de anuncios, como Google, han buscado formas de que estos bloqueadores no les afecten, ya sea pagando a los desarrolladores para ser excluídos o alguna otra forma. También algunas páginas web han implementado dectectores de adblockers y te hacen un advertencia cuando visitas su página pidiendo que lo desactives para continuar.

Aunque los adblockers por lo general te permiten desbloquear una página web para que sí muestre los anuncios, es probable que pocos sean los usuarios que de verdad se tomen en el tiempo de hacer esto; sí hay quienes lo hacen, me surge la curiosidad de qué porciento de los que usan adblockers hacen esto. Podría adivinar que no son muchos.

¿Qué sería lo idea? Tener la opción de bloquearlos todos y que al momento de usar un adblocker el usuario sea quien decida desactivarlo en esos sitios web que sí valen la pena, y que sí se quieren apoyar.

Únete a nuestro canal de Telegram para mantenerte al día con nuestras publicaciones.

Stefany Báez

Ingeniera en TIC. Soy mAhniática. Grammar Nazi que también se equivoca. Odio las impresoras y ellas me odian a mí.