Reseñas

Review: Recibidor de audio iClever IC-BR02 Bluetooth 3.0

Anuncio

Por comódidad, decidí comprar un recibidor de audio bluetooth iClever IC-BR02 para poder conectar mi smartphone a la radio del carro sin tener que utilizar un cable, el cual me resultaba muy incómodo. Este es mi review del mismo:

Hoy en día es muy común ver personas que utilizan sus móviles como medio de entretenimiento, para escuchar música en sus carros, casa, gimnasio o donde sea que estén. Gracias a aplicaciones como Pandora, Spotify y TuneIn Radio, nos quedan pocas razones para utilizar la común normal. Pero a veces nos resulta incómodo tener que conectar mediante un cable de audio.

El recibidor de audio Bluetooth iClever es la solución para quienes buscan deshacerse de ese cable. Con este dispositivos, podrás convertir practicamente cualquier sistema de audio en uno inalámbrico, incluyendo el radio de tu carro. Solo tienes que conectar el recibidor de audio bluetoot al sistema de audio, y conectarlo via Bluetooth al smartphone o cualquier otro dispositivo.

iClever-recibidor-de-audio-bluetooth05

El iClever IC-BT02 viene con un cable 3.5mm, un pequeño conector 3.5mm metálico y un cable microUSB para cargarlo. Pude usarlo desde la caja, pero lógicamente la batería no estaba cargada por completo. Aún así, no tuve que cargarlo hasta varios días después pues la batería dura hasta 8 horas de música. He durado aproximadamente 2 semanas sin tener que cargarlo.

 

Con los botones, podras saltar, pausar y reproducir canciones. También funciona como handsfree con el micrófono incorporado que tiene el dispositivo, y las llamadas se escuchan claras y sin interrupciones sin necesidad de subir la voz.

El recibidor de audio iClever IC-BT02 Bluetooth 3.0 está disponible por solo $20, y vale totalmente la pena. Recomendado principalmente para quienes no tienen un vehículo con bluetooth, que somos muchos.

Únete a nuestro canal de Telegram para mantenerte al día con nuestras publicaciones.

Stefany Báez

Ingeniera en TIC. Soy mAhniática. Grammar Nazi que también se equivoca. Odio las impresoras y ellas me odian a mí.